idea
Nuestro despacho abrió sus puertas en el año 1.992 y, tras más de veinte años de ejercicio profesional, son varias las áreas de especialización en las que nos hemos consolidado, siempre atentos a las necesidades de nuestros clientes.

Es por ello que estamos en disposición de ofrecer los mejores servicios jurídicos, tanto a empresas como a particulares, en todos los campos del derecho civil; con especial dedicación al mundo inmobiliario, a la contratación civil y mercantil y al derecho de familia.

Son nuestras premisas el trato directo abogado-cliente y la adaptación a sus necesidades específicas.

Entre nuestros clientes principales contamos con promotoras inmobiliarias cotizadas, fondos de inversión inmobiliaria, compañías de seguros y grandes patrimonios; sin que por ello dejemos de seguir considerando al cliente particular como un activo imprescindible para este despacho. Desde esta perspectiva, llevamos casi diez años ofreciendo nuestro asesoramiento a los lectores del diario EL MUNDO a través de la sección “El Asesor” del suplemento “Su Vivienda” y de diversas colaboraciones en el periódico relativas a temas inmobiliarios de actualidad e interés para los particulares; todo lo cual garantiza al cliente nuestra continua puesta al día.